Florecer en alegría

December 11, 2019

Por Genevieve Mougey 
 
“Se alegrarán el desierto y la soledad; el yermo se gozará y florecerá como la rosa. Florecerá profusamente, y también se alegrará y cantará con júbilo”. -Isaías 35: 1-6, 10
 
En la casa de mi infancia había una pequeña placa en un pasillo que conducía a las habitaciones del segundo piso. Leia esta placa varias veces al día. "Florece donde estás plantado", decía. Con los años, mi reflexión sobre el significado de la placa continúa transformándose y adquiriendo un nuevo significado. 
 
Curiosamente, me encuentro volviendo a esa frase con mayor frecuencia durante el Adviento. A veces aparece en la conversación; a veces veo esa frase repetida en otras placas. No pasa desapercibido. Me siento con estas palabras durante la estación más oscura del año. 
 
Estos son los días más cortos de nuestro año calendario y nuestras lecturas sagradas presentan un profundo sentido de anticipación, oscuridad y quietud. Hay anhelo y un llamado al crecimiento. 
 
Durante la temporada de Adviento tenemos la oportunidad de reflexionar. Como iglesia colectiva, en los próximos días celebraremos la llegada del niño Cristo. Sin embargo, incluso en estos días de expectativa, puede ser difícil encontrar consuelo. Podemos encontrar penas profundas. Estos profundos dolores pueden hacer que las plantas que queremos cultivar durante esta temporada de quietud se marchiten debido a la falta de atención. Es posible que nos falte comida o refugio. Es posible que tengamos un acceso deficiente a la atención médica. Podemos enfrentar sistemas de racismo o injusticia institucional. Otros pueden negar nuestro derecho a la dignidad humana. 
 
Entonces, ¿qué tiene esto que ver con la alegría? ¿Cómo podemos encontrar alegría en la tristeza y la oscuridad? 
 
En nuestra lectura del Antiguo Testamento del leccionario dominical, Isaías 35, estamos llamados a recordar la liberación de los israelitas. Celebramos su libertad, comodidad y esperanza. Pero también sabemos que su liberación tuvo un gran costo y dolor. La alegría abraza la felicidad y el dolor. Son compañeros de caminata. Ese es el propósito y el punto del Domingo de Guadete: buscar y celebrar la alegría en medio del dolor. 
 
Leemos en las Escrituras: “Se alegrarán el desierto y la soledad; el yermo se gozará y florecerá como la rosa. Florecerá profusamente, y también se alegrará y cantará con júbilo”. Estas palabras nos animan a pensar de manera diferente sobre lo que significa permanecer en la quietud del crecimiento. Estamos invitados a ver alegría como belleza, transición y cambio lento. 
 
La alegría que no tiene prisa y es difícil de entender y ver, a veces proporciona la mejor manera de encontrar al Espíritu Santo en una conversación con nuestra humanidad. Es en nuestra humanidad que encontramos confort y sostén en las palabras del profeta. Nos regocijaremos y floreceremos en el tiempo de Dios. 

Hoy celebramos con alegría. Lo hemos estado haciendo durante las últimas dos semanas, buscando y construyendo anticipación en el trabajo de encontrar al niño Cristo. Dios nos ha invitado a entrar en nuestros corazones y florecer donde hemos sido plantados. 
 
Nos han pedido que florezcamos en la alegría de la temporada de Adviento. 
 
Oración 
 
Dios de la alegría 
 
Conoces el dolor de esperar; sabes que somos tu gente impaciente. 
Mantente con nosotros en nuestro crecimiento, en nuestras preguntas, en nuestros anhelos. 
 
Hemos sido plantados en previsión Tu llegada. 
Anima nuestros corazones a dejar de lado nuestros deseos; Úsanos para hacer florecer una visión de amor mutuo. 
 
Permítenos abrazar la búsqueda de tu presencia, tu calidez, y la salvación que nos ofreces a cada uno de nosotros. 
 
Mueve nuestros corazones para que podamos aceptar las necesidades y luchas que cada uno de nosotros enfrentamos. 
 
Genevieve Mougey es asociada nacional para el compromiso católico romano con Pan para el Mundo. 

Nos regocijaremos y floreceremos en el tiempo de Dios. 

Tools
from our Resource Library

For Education

For Faith

  • Finding Hope, Ending Hunger on Both Sides of the Border: A Bilingual Latino Devotional

    Devotional writers challenge us to feel the Spirit of God within us and to hear God’s urgent call to demand justice so all can put food on the table.
  • The Bible on Health as a Hunger Issue

    “As you therefore have received Christ Jesus the Lord, continue to live your lives in him, rooted and built up in him and established in faith.” These words from Colossians 2:6 remind us of the faith that is active in love for our neighbors.

    The Bible on...

  • Unity Declaration on Racism and Poverty

    A diverse body of Christian leaders calls on the churches and Congress to focus on the integral connection.

    Dear Members of Congress,

    As the president and Congress are preparing their plans for this year, almost 100 church leaders—from all the families of U.S. Christianity—are...

For Advocacy

Faith

African at Heart

November 22, 2019

Insight

From the Blog