¿Quiénes somos?

Pan para el mundo es una voz colectiva cristiana que urge a los líderes de nuestra nación a erradicar el hambre en Estados Unidos y el extranjero.

Nos enfocamos en cambiar políticas, programas y condiciones que permiten que el hambre y la pobreza persistan, así ayudamos a crear oportunidades en comunidades alrededor del país y el mundo.

Es posible erradicar el hambre en nuestro tiempo. Cada uno de nosotros, pero especialmente nuestro gobierno, debe hacer su parte.

En el Congreso, y con el trazo de una pluma, se pueden redirigir millones de dólares a través de políticas públicas que afectan a millones de personas.

Al hacer que nuestras voces sean escuchadas en el Congreso, contribuimos a que las leyes de nuestra nación sean más equitativas, compasivas y así, podemos erradicar el hambre.

Lo que hacemos

Pan prepara a la gente para escribir correos electrónicos, cartas personalizadas, a reunirse con sus miembros del Congreso y a trabajar con otros para erradicar el hambre. A través de iglesias, escuelas y otras organizaciones, involucramos a la gente en  la propugnación.

Cada año, Pan invita a las iglesias en todo el país a hacer una ofrenda de cartas al Congreso sobre legislación importante para las personas que padecen de hambre y viven en la pobreza. Organizamos campañas para aprobar o bloquear legislación federal, o políticas públicas.

Como una organización sin fines de lucro, Pan trabaja de manera bipartidista. Nuestra red de miles de miembros, iglesias y denominaciones asegura la presencia del Pan en todos los distritos del Congreso de Estados Unidos. Somos muy efectivos en confrontar al poder con la verdad en amor y en el momento oportuno.

Juntos, ayudamos a crear la voluntad política para acabar con el hambre y la pobreza.

¿Cómo puedes ayudar?

La gracia de Dios en Jesucristo nos mueve a ayudar a nuestros vecinos, ya sea que vivan en la casa de al lado, otro estado o en otro continente.

Enfrente el problema del hambre, hable, únase a nosotros. Su silencio permite que la gente permanezca en la pobreza y el hambre. ¿Qué puede hacer una sola persona? Mucho — Únase a Pan para el Mundo y marque la diferencia.

Misión e Historia

Pan Para el Mundo es una voz colectiva cristiana que urge a los líderes de nuestra nación a luchar contra el hambre en este país y el mundo. Somos animados por la gracia de Dios en Jesucristo, para trabajar por un mundo sin hambre.

Tools
from our Resource Library

For Education

For Faith

For Advocacy