Ama a tu prójimo: No es solo el vecino de al lado

July 20, 2017

Nota del editor: Mientras nuestro país enfrenta un momento de gran división, el blog de Pan para el Mundo comienza una serie que nos recuerda el mandamiento de Dios de "amar a tu prójimo como a ti mismo". Los artículos serán escritos por miembros del departamento de relaciones con iglesias en Pan para el Mundo.

De Justice Randolph

En el Evangelio de Lucas, un abogado prueba a Jesús preguntando qué debe hacer para recibir la vida eterna. Jesús pregunta qué dice la ley, y el abogado responde que amarás a Dios con todo lo que eres y amarás a tu prójimo como a ti mismo. Jesús confirma que esta es la respuesta correcta; el abogado entonces pregunta quién es mi vecino. Jesús responde con la bien conocida parábola del buen samaritano.

En su núcleo, la parábola nos dice que nuestro vecino no es sólo la persona en la calle. El pueblo al que Jesús predicaba estaba en constante conflicto con el pueblo samaritano. Así que esta parábola nos enseña que nuestro prójimo no son sólo las otras personas de nuestro grupo o tribu. Nuestros vecinos no son simplemente las personas que miran y piensan como nosotros. Jesús enseña que debemos velar por el bienestar de las personas de otras iglesias, comunidades y culturas. Aquí, Jesús enseña que debemos ayudar a cualquiera que esté en necesidad, incluso si él o ella parece un enemigo. Como bien señala el obispo García en el blog introductorio de esta serie, esta comprensión del vecino es contra-cultural.

Durante años, Estados Unidos ha tratado de ser un buen vecino de los países en desarrollo financiando programas internacionales de asistencia en todo el mundo. Estos programas se centran en las necesidades humanas reales como el desarrollo agrícola, la asistencia humanitaria, la salud, la educación, la igualdad de género, el agua y el saneamiento. Estos programas construyen una capacidad socioeconómica de largo plazo para que los países en desarrollo puedan llegar a ser autosuficientes. Estos programas han hecho una gran diferencia en la vida de millones de personas que tienen hambre y viven en la pobreza y que, en conjunto, representan menos del uno por ciento del presupuesto federal total.

Martin Luther King Jr. agrega contexto a la parábola en su sermón de 1968 "He estado en la cima de la montaña." King observa que el camino que viajó el samaritano era peligroso: "Es posible que el sacerdote y el levita hubieran mirado por encima del hombre en el suelo y se preguntaran si los ladrones estaban todavía alrededor. O es posible que sintieran que el hombre que estaba en el suelo no hacía más que fingir, y estaba actuando como si le hubieran robado y herido para poder agarrarlos. "El sacerdote y el levita se preguntaron si debían detenerse a ayudar a aquel hombre, ¿qué nos pasará?". El samaritano, según el rey, devuelve la pregunta, preguntando "si no me detengo a ayudar a este hombre, ¿qué le sucederá?"

Ahora la cuestión no es qué pasará con Estados Unidos si continuamos o no continuamos financiando los programas internacionales de asistencia para el desarrollo. La respuesta a esa pregunta es más fácil para nosotros que para el sacerdote y el levita en la historia de Jesús: casi nada. Los programas en cuestión representan poco dinero en el contexto más amplio y no ponen a nuestro país en peligro.

La pregunta que nos hacemos a nosotros mismos y a nuestros líderes es: ¿qué sucederá con nuestros vecinos si esos programas son cortados o eliminados.

Justice H. Randolph es gestor de proyectos del departamento de relaciones eclesiales de Pan para el Mundo.

En su núcleo, la parábola nos dice que nuestro vecino no es sólo la persona en la calle.

Tools
from our Resource Library

For Education

For Faith

For Advocacy

  • Grassroots Advocacy Toolkit

    A set of how-to sheets for carrying out advocacy and fact sheets on the current issues Bread for the World is working on.

    For new and current Bread grassroots hunger activists.

    Ideal as a starter toolkit for new Bread activists or as a set of updates for current activists.

    ...

  • Sentencing Reform and Corrections Act of 2017

    Unnecessarily long prison sentences, combined with the lack of rehabilitative programs for people in prison, exacerbate hunger, poverty, and existing inequalities.

    Overly harsh mandatory minimum prison sentences have contributed to the rapid increase of our country’s prison population. The...

  • Health Care Is a Hunger Issue

    Learn more about the principles that Bread for the World supports regarding health reform.

Field

Changing Climate, Changing Farmers

February 7, 2017

Insight

From the Blog

Advent: A peaceful prayer

December 10, 2017