La Crisis de Puerto Rico es Algo más que la Deuda

July 13, 2017
Wikimedia Commons

Por: Leani García

Ningún sector de Estados Unidos fue librado de las consecuencias de la Gran Recesión. El desempleo incrementó y con ello, la inseguridad alimentaria para millones de familias. Sin embargo, hay un sector de Estados Unidos que en lugar de recuperarse después de los efectos del año 2008, la crisis había comenzado mucho antes y ha continuado en una espiral descendente.

Puerto Rico ha sido un territorio de Estados Unidos desde el año 1898, y sus habitantes ciudadanos americanos desde 1917. La isla ha llamado la atención de la prensa, pero no por lo prometedor de su agricultura, una fuerza laboral talentosa, o su espíritu empresarial. Los que ha generado los titulares de las noticias por los pasados años es la crisis de deuda externa de más de 70 mil millones de dólares.

Contrario a la recuperación en la creación de empleos en Estados Unidos, la tasa de desempleo en Puerto Rico se ha mantenido consistentemente alrededor del 12 por ciento. Casi la mitad de los puertorriqueños en la isla, incluyendo un 54 por ciento de los niños menores de 5 años, viven bajo el nivel de pobreza.

Los problemas de Puerto Rico no comenzaron con la Gran Recesión, a pesar de que el colapso económico agravó sus problemas. Por más de 40 años de prácticas de gobierno inadecuadas los políticos locales escalaron la deuda y disfrazaron el estancamiento económico con incentivos tributarios que permitían que las grandes corporaciones, especialmente las compañías farmacéuticas en la isla, continuaran creando empleos.  Los gobernadores y la legislatura de Puerto Rico despilfarraron un periodo de 10 años en que pudieron haber fomentado un crecimiento económico sostenible e implementar políticas para la creación de empleos. Cuando el Congreso eliminó gradualmente los incentivos tributarios desde 1996 hasta el 2006, Puerto Rico vio como las companías se mudaron fuera de la isla junto con 80,000 empleos y nada para llenar el vacío.

En su lugar, las administraciones sucesivas continuaron emitiendo bonos para llenar las insuficiencias del presupuesto, sin una forma viable de pagarlos y sin una voz que pudiera abogar por ellos cuando ocurrió lo inevitable.

A pesar de que los puertorriqueños han sido ciudadanos americanos por cien años, su estado como territorio significa que no pueden votar por el presidente y solo tienen un representante sin voto en el Congreso.  Su estado como territorio también significa que todos los bienes son más caros, incluyendo los alimentos—de los cuales el 85 por ciento son importados; una subvención federal en bloque que es inadecuada y paga menos a los proveedores por el “Medicare” y “Medicaid” en la isla, y la negación de acceso a los créditos tributarios que podrían ayudar a las familias de la isla.

El gobierno local tiene mucho que hacer para cambiar la situación fiscal, sin embargo, el Congreso también tiene una función que cumplir.

Aunque el “Día de Cabildeo de Pan para el Mundo” ya quedó atrás, nuestra labor es abogar durante todo el año. Nuestra fe nos llama: “Levanta la voz por los que no tienen voz! ¡Defiende los derechos de los desposeídos! ¡Levanta la voz, y hazles justicia! ¡Defiende a los pobres y necesitados! (Proverbios 31:8, 9 NVI).

La comunidad de fe puede y debe, ser una voz por nuestros 3.5 millones de hermanos y hermanos sufriendo una pobreza endémica e inseguridad alimentaria. Todos podemos urgir a nuestros Senadores y Representantes a apoyar leyes que traten a Puerto Rico con equidad bajo los programas de “Medicaid” y “Medicare”, el Crédito Tributario por Hijos” y el “Crédito Tributario por Ingreso”.

Amar a nuestro prójimo solo va después de nuestro amor a Dios (Mateo22:37-39). No puedo pensar en acciones que demuestren más amor que el asegurarnos que nuestro prójimo tenga un lugar y alimento en la mesa. 

Leani García es una Líder de Justicia Alimentaria del año 2008, y al presente trabaja como Encargada de Políticas la organización “Americas Society/Council of the Americas” y como Editora y Productora de las Redes Sociales para la revista “Americas Quarterly”.

El gobierno local tiene mucho que hacer para cambiar la situación fiscal, sin embargo, el Congreso también tiene una función que cumplir.

Tools
from our Resource Library

For Education

For Faith

  • The Bible on Health as a Hunger Issue

    A brief examination of the biblical approach to health as a hunger issue.

    Includes an introduction to the issue, a Scriptural reflection, practical actions you can take, and a prayer.

  • Sermon by David Beckmann at Duke University Chapel

    Remarks delivered October 1, 2017 at Duke University Chapel in Chapel Hill in North Carolina.

    Thank you for inviting me to preach here at Duke University Chapel. And I especially want to thank the Bread for the World members who have come this morning.

    Bruce Puckett urged...

  • Bread Newsletter January 2016

    In this issue: Another Great Year for Bread; Catholics Begin Observance of Holy Year of Mercy; Serving on ‘God’s Wave Length’ for 39 Years; and more.
     

For Advocacy

  • Grassroots Advocacy Toolkit

    A set of how-to sheets for carrying out advocacy and fact sheets on the current issues Bread for the World is working on.

    For new and current Bread grassroots hunger activists.

    Ideal as a starter toolkit for new Bread activists or as a set of updates for current activists.

    ...

  • Sentencing Reform and Corrections Act of 2017

    Unnecessarily long prison sentences, combined with the lack of rehabilitative programs for people in prison, exacerbate hunger, poverty, and existing inequalities.

    Overly harsh mandatory minimum prison sentences have contributed to the rapid increase of our country’s prison population. The...

  • Health Care Is a Hunger Issue

    Learn more about the principles that Bread for the World supports regarding health reform.

Field

Changing Climate, Changing Farmers

February 7, 2017

Insight

From the Blog