Trayendo renovación al mundo

March 19, 2017
Photo by Joseph Molieri/Bread for the World.

Por Rebecca Linder Blachly

¡Levanta la voz por los que no tienen voz!
¡Defiende los derechos de los desposeídos!
¡Levanta la voz, y hazles justicia!
¡Defiende a los pobres y necesitados! (Proverbios 31: 8-9)

En estos 40 días de Cuaresma, muchos de nosotros miramos hacia adentro: buscamos profundizar nuestras prácticas de oración contemplativa, para revitalizar nuestra adoración, para leer y meditar sobre el significado de la santa Palabra de Dios. De hecho, todos estamos llamados a renovar nuestro arrepentimiento y nuestra fe; cuando oramos pedimos: "No me eches de delante de ti, Y no quites de mí tu santo Espíritu". (Salmo 51:11)

Para aquellos de nosotros que también entendemos nuestro ministerio como testigo público, ¿qué significado particular tiene esta temporada de ayuno y penitencia para nosotros? ¿Cómo podemos - y cómo debemos - integrar nuestro ayuno y autodisciplina en el trabajo que nos sentimos llamados a hacer en el mundo?

El trabajo aparentemente exterior de un testigo público no tiene que estar separado de la obra interior de la oración tranquila y del autoexamen. En el arrepentimiento, examinamos nuestros corazones y nuestras conciencias con la esperanza de que podamos avanzar transformados y renovados. Nuestra defensa empieza desde ese lugar de arrepentimiento, perdón y renovación, y de ahí salimos al mundo, transformados y transformando, llamando a nuestra sociedad a cuidar a aquellos que padecen de hambre, a los enfermos y a los prisioneros. Nos sostenemos en y por medio de nuestro trabajo interior. Efesios 2:8 nos dice: "Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios".

Llegamos a este trabajo con humildad, sabiendo que vivimos en un mundo que es redimido por Cristo y no por nuestros propios esfuerzos. La abogacía en su mejor momento puede hacer frente a grandes injusticias sistémicas: protegiendo a los más vulnerables de la sociedad, respondiendo al llamado de los Profetas: "aprended a hacer el bien; buscad el juicio, restituid al agraviado, haced justicia al huérfano, amparad a la viuda" (Isaías 1:17). Debemos luchar por la justicia, aun cuando sabemos que vivimos en un mundo que está dolido y roto. Sabemos que nuestra fe debe estar con Dios, y no en ilusiones sobre nuestra propia fuerza o poder.

Abogar es un camino entre muchos para responder al llamado de justicia y amor que encontramos en las Escrituras. Trabajamos junto a aquellos que viven el evangelio en sus comunidades: alimentando a las personas sin hogar en comedores populares, visitando a los encarcelados y sus familias, y dando la bienvenida a los refugiados en sus comunidades. No estamos solos en este trabajo y nos esforzamos por servir como testigos mientras abogamos por políticas y leyes más justas, aun cuando reconozcamos la complejidad y la variedad de puntos de vista. Nosotros damos testimonio, sabiendo que el resultado es el reino de Dios.

Rebecca Linder Blachly es directora de relaciones gubernamentales para la Iglesia Episcopal.

Debemos luchar por la justicia, aun cuando sabemos que vivimos en un mundo que está dolido y roto. 

Tools
from our Resource Library

For Education

For Faith

For Advocacy

  • Grassroots Advocacy Toolkit

    A set of how-to sheets for carrying out advocacy and fact sheets on the current issues Bread for the World is working on.

    For new and current Bread grassroots hunger activists.

    Ideal as a starter toolkit for new Bread activists or as a set of updates for current activists.

    ...

  • Sentencing Reform and Corrections Act of 2017

    Unnecessarily long prison sentences, combined with the lack of rehabilitative programs for people in prison, exacerbate hunger, poverty, and existing inequalities.

    Overly harsh mandatory minimum prison sentences have contributed to the rapid increase of our country’s prison population. The...

  • Health Care Is a Hunger Issue

    Learn more about the principles that Bread for the World supports regarding health reform.