Restauración y transformación de los encarcelados

March 12, 2017

Por Rev. Carlos Malavé

Cada persona encarcelada es un hermano(a), esposo(a), nieto(a), hijo o hija. Cada persona encarcelada es un ser humano que es amado por alguien. Su vida ha sido recibida, amada y celebrada, y en algunos casos sólo por unos pocos. Todos tenemos la tendencia de crear barreras emocionales que nos distancian de quienes han errado o cometido actos malignos. Cuando hacemos eso, no nos damos cuenta de que estamos expresándole al transgresor las mismas emociones que en primer lugar los convirtieron en criminales. Es decir, que en cada uno de nosotros hay un criminal latente. A través de nuestras vidas, la mayoría de nosotros nos enfrentamos a la posibilidad de traspasar los límites y dar lugar a lo peor de nuestras emociones. El evangelio nos amonesta diciendo: ¿Cómo dirás a tu hermano: “¿Déjame sacar la paja de tu ojo, y he aquí la viga en el ojo tuyo?” (Mateo 7:4).

Mucha gente ha tenido el privilegio de haber crecido y vivido en un ambiente saludable donde aprendieron a controlar tendencias destructivas. Otros crecieron en familias con problemas, en la pobreza o privados de una buena educación. Otros, simplemente tomaron malas decisiones. La verdad es que aquellos de nosotros que hemos sido bendecidos por vivir en un ambiente saludable somos privilegiados.

Cuando consideramos nuestros sistemas de justicia debemos mantener esta perspectiva humana por delante. Nuestros fracasos no son los que a fin de cuentas definen lo que somos. Nuestra existencia es definida por la imagen del Creador en nosotros. Es nuestra dignidad humana, dada por Dios, es la que determina nuestro valor en esta vida. Cada ser humano tiene un valor eterno inherente.

La gente con una conciencia moral no se debe gozar por el dolor y la tragedia de aquellos que sufren, sean las víctimas o los transgresores. El respeto y valor por la vida que Dios tiene por cada persona nos debería persuadir y movernos a considerar que cada persona es indispensable. Ningún ser humano es basura. El Hijo de Dios entregó su vida por cada persona con aliento en esta tierra.

El sistema criminal y judicial de la sociedad que se considera a sí mismo, “cristiano” tiene la responsabilidad y el deber de procurar la restauración y transformación del encarcelado. Ellos no son mercancía de un sistema capitalista, y no deberían ser considerados como humanos inferiores. Sin embargo, debido a nuestra propia propensión a caer, siempre deberíamos colocarnos en sus zapatos. “Trata a otros como desees que te traten a ti”.

El Papa Francisco dijo en una ocasión: “no creemos en la posibilidad de que la gente pueda cambiar sus vidas. Tenemos poca confianza en la rehabilitación… en la sociedad. De este modo se olvida que todos somos pecadores, y muchas veces nosotros también somos prisioneros”.

Debido al ejemplo de Cristo, los cristianos debemos ser campeones de la misericordia y la compasión. Las Escrituras son muy claras con respecto al deseo de Dios por la redención y transformación de cada persona. Incluyéndote a ti y a mí.

Rev. Carlos Malavé es director ejecutivo de Iglesias Cristianas Unidas en Louisville, Ky.

Cada persona encarcelada es un ser humano que es amado por alguien.

Tools
from our Resource Library

For Education

  • The Nourishing Effect

    Hunger and food insecurity add at least $160 billion a year to U.S. healthcare costs.

  • Fact Sheet: The Hunger-Medicaid Connection

    Congress is considering proposals that would jeopardize healthcare coverage for millions of poor and near-poor adults and children. 

    The bill under consideration, the American Health Care Act, would gut...

  • Budget 101: Block Grants, Flexibility, and Per Capita Caps

    Recent congressional budget proposals and plans to reduce poverty include options for changing the structure of current social programs from “entitlements,” which provide sufficient funding to address the needs of everyone who meets the eligibility requirements to “block grants,” which provide...

For Faith

  • The Bible on Health as a Hunger Issue

    A brief examination of the biblical approach to health as a hunger issue.

    Includes an introduction to the issue, a Scriptural reflection, practical actions you can take, and a prayer.

  • Bread Newsletter January 2016

    In this issue: Another Great Year for Bread; Catholics Begin Observance of Holy Year of Mercy; Serving on ‘God’s Wave Length’ for 39 Years; and more.
     

  • Interfaith Religious Leaders’ Pledge to End Hunger

    A wide array of the nation’s faith leaders have come together on the eve of Pope Francis’ arrival in the United States to commit ourselves to encourage our communities to work for the end of hunger by 2030 and, toward that end, for a shift in U.S. national priorities.

    We are deeply pleased...

For Advocacy

  • Grassroots Advocacy Toolkit

    A set of how-to sheets for carrying out advocacy and fact sheets on the current issues Bread for the World is working on.

    For new and current Bread grassroots hunger activists.

    Ideal as a starter toolkit for new Bread activists or as a set of updates for current activists.

    ...

  • Fact Sheet: The Hunger-Medicaid Connection

    Congress is considering proposals that would jeopardize healthcare coverage for millions of poor and near-poor adults and children. 

    The bill under consideration, the American Health Care Act, would gut...

  • Bingo card for the presidential and vice presidential debates

    Play bingo while you watch the presidential and vice presidential debates!

    We want to elect leaders who make ending hunger and poverty a priority, so we are encouraging candidates to talk about these...