¿Qué causa el hambre?

La cantidad de personas que padece de hambre a nivel mundial ha disminuido significativamente durante las pasadas dos décadas. Sin embargo, 795 millones de personas continúan enfrentando el hambre cada día.

Son muchos los factores que contribuyen al hambre tanto en los Estados Unidos como en el extranjero. Las razones son complejas, variadas y a menudo interrelacionadas.

Family living in a box house. Bread for the World.

Pobreza

La pobreza es la mayor causa de hambre en el mundo. Esto es cierto tanto en países ricos como en los pobres. No importa si las personas viven en áreas urbanas o rurales. La mayoría de aquellos que sufren de hambre viven sumidos en la pobreza extrema, que se define como la población que vive con un ingreso de $1.25 o menos al día. El mayor grupo de personas sumidas en la extrema pobreza a nivel mundial son los pequeños agricultores en los países en desarrollo. Ellos no poseen tierra para cultivar suficientes alimentos para el autoconsumo durante todo el año y el poco el ingreso obtenido de sus ventas no les alcanza para poder comprar alimentos una vez que los suyos se agotan.

Photo by Joseph Molieri/Bread for the World

Inestabilidad laboral

En los Estados Unidos y otros países con ingresos altos, el hambre es causada en su mayoría por la pobreza que genera la falta de trabajos o los bajos salarios. Las tasas de hambre aumentan cuando la economía nacional o local cae. Una vez que la gente pierde el empleo es incapaz de encontrar otro. Aun cuando la economía mejora, existen algunos que continúan luchando por encontrar empleo. Aquellos que han estado en prisión enfrentan discriminación a gran escala, lo cual hace difícil que encuentren empleo una vez entran nuevamente a sus comunidades. En los hogares con un solo padre, a dicho padre puede que se le haga imposible aceptar un empleo o trabajar suficientes horas debido a que carece de opciones para el cuidado infantil.

Food shortages in developing countries are common. The people most affected are smallholder farmers and their families who depend on their own surplus to survive between harvests. Photo: UN/Logan Abassi

Escasez alimentaria y desperdicio

La escasez alimentaria en los países en desarrollo es muy común. Las personas más afectadas son los pequeños agricultores y sus familias, quienes dependen de sus propios excedentes para sobrevivir entre las cosechas. El período anterior a una cosecha es conocido como la “temporada de hambre”. Los alimentos de la cosecha anterior se terminan y las familias recortan sus comidas. Este período puede durar meses, dependiendo del tamaño de la cosecha anterior. Asimismo, las familias estadounidenses de bajos ingresos se quedan cortos de dinero para fin de mes. Las familias disminuyen sus comidas a una sola al día, hasta que al final terminan sin comer por días. Otra razón para la escasez de alimentos es que hasta un 40% de los alimentos cultivados en algunos países se pierde. Los pequeños agricultores no tienen las facilidades de almacenaje adecuadas para proteger sus cosechas de las plagas y el clima.

Make the U.S. government’s Feed the Future initiative permanent. Photo: Bread for the World

Infraestructura deficiente

La infraestructura deficiente causa hambre al hacer más difícil y en ocasiones hasta imposible, la transportación de alimentos a regiones del país donde hay mayor escasez. Personas mueren de hambre en una región del país mientras que en otras regiones los habitantes disfrutan de comida en abundancia. Las carreteras están en tan malas condiciones que se hace imposible alcanzar a aquellos que necesitan de alimento para sobrevivir. Las cosechas necesitan agua para crecer. La infraestructura para la irrigación es prohibitiva  para la mayoría de los agricultores en los países en desarrollo. La falta de agua y de una infraestructura de instalaciones sanitarias son algunas de las mayores causas de hambre y desnutrición. Mujeres y niñas de países en desarrollo pasan largas horas diariamente buscando agua debido a la carencia de la infraestructura para proveerla, lo cual no permite que ellas aprovechen oportunidades para percibir un salario y que las niñas asistan a la escuela.

Photo: Bread for the World

Mercados inestables

Las personas que viven con $1.25 al día gastan la mayor parte de sus ingresos en alimentos. Bajo condiciones estables éstas apenas son capaces de alimentarse a sí mismas y proteger a los miembros de sus familias del hambre. Cualquier fluctuación que eleve los precios de los alimentos crea dificultades adicionales. Los granos básicos, tales como el trigo, arroz y maíz comprenden la mayor ingesta de calorías de las personas que padecen de hambre en los países en desarrollo. En el año 2009, los precios de estos granos aumentaron al igual que lo hizo temporalmente el hambre, con un incremento de entre 50 a 100 millones de personas. Los padres tienden a recortar sus porciones durante breves períodos de inestabilidad. Durante tiempos prolongados, en ocasiones se ven forzados a sacar a sus hijos de la escuela para que éstos traigan dinero a la casa para la compra de alimentos.

Despite having contributed little to cause climate change, the poorest developing countries are already experiencing the effects. Photo: UN / Evan Schneider

Cambios climatológicos

A pesar de no haber contribuido a los cambios climáticos, los países en desarrollo más pobres son los que ya están experimentando sus efectos. El cambio climatológico está afectando la producción de alimentos y el abasto agua de manera significativa. Este es el mayor desafío ambiental que el mundo haya enfrentado jamás. Nuestro éxito en responder a dicho desafío determinará si la erradicación del hambre continúa siendo divisada. Alimentar a todos los habitantes del mundo sería lo suficientemente desafiante sin que a eso se agregaran los cambios climatológicos. Se espera que la población mundial aumente a más de 9 mil millones para finales del siglo. Aunque solamente se espera un pequeño aumento en la tierra cultivable disponible, la producción agrícola deberá aumentar en un 70% para poder mantenerse a la par con el crecimiento poblacional.

Syrian refugees resting on the floor at the Keleti railway station in Budapest, Hungary. Wikimedia Commons.

Guerras y conflictos

El hambre es tanto causa como efecto de la guerra y los conflictos. La pobreza y el hambre a gran escala conducen a la frustración y el resentimiento con los gobiernos que parecen ignorar los problemas de las personas que padecen de hambre. Los miembros más pobres de la sociedad son los que más sufren durante las guerras y los conflictos. Hogares son destruidos y comunidades desplazadas. Cuando por fin llega la paz, la realidad es que a menudo la misma es tenue. La infraestructura necesaria para la reconstrucción es dañada y en ocasiones destruida. Después de años de guerra civil en Liberia, un hombre dijo que supo que la paz estaba echando raíces cuando observó el retorno de los animales agrícolas a las tierras. Durante la guerra, los rebeldes y los soldados se habían apropiado de los animales como alimento, dejando a sus víctimas para que murieran de hambre.

A child who is involved in the FVRx program in Washington, D.C. Photo by Joseph Molieri, Bread for the World

Calidad nutricional

Todas las personas que padecen de hambre están desnutridas. No consumen suficiente proteína por lo que pierden peso y en casos severos sus cuerpos comienzan a debilitarse. Otra forma de desnutrición es conocida como “hambre oculta”, y ésta tiene que ver más con la calidad de los alimentos que con su cantidad. Todas las personas requieren cierta cantidad de nutrientes para vivir una vida saludable y cuando no consumen lo suficiente, pueden enfermarse y hasta morir. Los infantes y niños pequeños (especialmente durante la ventana de los 1,000 días desde el momento del embarazo hasta los 2 años) son los más vulnerables a los efectos dañinos del hambre oculta. Esta forma de desnutrición ha atrofiado el crecimiento de 1 de cada 4 niños en los países en desarrollo. Éstos sufrirán los efectos de por vida, desde el temprano inicio de enfermedades crónicas hasta dificultades de aprendizaje en la escuela y un potencial más bajo para devengar ingresos como adultos.

Photo courtesy of USAID

Discriminación

El progreso contra el hambre y la pobreza en pocas ocasiones ocurre sin que exista crecimiento económico en los países, pero el crecimiento económico de por sí no asegura que la prosperidad sea ampliamente compartida. En cada país, sin importar su riqueza, existe la discriminación social. Los grupos en desventaja tienden a ser dejados atrás. En la mayoría de los países estos grupos están compuestos por minorías raciales, étnicas o religiosas. Entre todos estos grupos, las mujeres y las niñas sufren una mayor desventaja que sus contrapartes masculinos. La discriminación es la razón por la cual las mujeres agricultoras en los países en desarrollo trabajan con menos recursos productivos que los agricultores masculinos. Ésta es también la razón por la cual las mujeres devengan salarios más bajos, que los hombres, en todos los sectores de la economía y la razón por la cual las niñas son sacadas de las escuelas para trabajar o casarse.

"Porque tuve hambre, y me disteis de comer."

Mateo 25:35

Tools
from our Resource Library

For Education

  • The Nourishing Effect

    Hunger and food insecurity add at least $160 billion a year to U.S. healthcare costs.

  • Fact Sheet: The Hunger-Medicaid Connection

    Congress is considering proposals that would jeopardize healthcare coverage for millions of poor and near-poor adults and children. 

    The bill under consideration, the American Health Care Act, would gut...

  • Budget 101: Block Grants, Flexibility, and Per Capita Caps

    Recent congressional budget proposals and plans to reduce poverty include options for changing the structure of current social programs from “entitlements,” which provide sufficient funding to address the needs of everyone who meets the eligibility requirements to “block grants,” which provide...

For Faith

  • The Bible on Health as a Hunger Issue

    A brief examination of the biblical approach to health as a hunger issue.

    Includes an introduction to the issue, a Scriptural reflection, practical actions you can take, and a prayer.

  • Bread Newsletter January 2016

    In this issue: Another Great Year for Bread; Catholics Begin Observance of Holy Year of Mercy; Serving on ‘God’s Wave Length’ for 39 Years; and more.
     

  • Interfaith Religious Leaders’ Pledge to End Hunger

    A wide array of the nation’s faith leaders have come together on the eve of Pope Francis’ arrival in the United States to commit ourselves to encourage our communities to work for the end of hunger by 2030 and, toward that end, for a shift in U.S. national priorities.

    We are deeply pleased...

For Advocacy

  • Grassroots Advocacy Toolkit

    A set of how-to sheets for carrying out advocacy and fact sheets on the current issues Bread for the World is working on.

    For new and current Bread grassroots hunger activists.

    Ideal as a starter toolkit for new Bread activists or as a set of updates for current activists.

    ...

  • Fact Sheet: The Hunger-Medicaid Connection

    Congress is considering proposals that would jeopardize healthcare coverage for millions of poor and near-poor adults and children. 

    The bill under consideration, the American Health Care Act, would gut...

  • Bingo card for the presidential and vice presidential debates

    Play bingo while you watch the presidential and vice presidential debates!

    We want to elect leaders who make ending hunger and poverty a priority, so we are encouraging candidates to talk about these...